Blog de Psicología

  • La constante necesidad de aprobación
    Permalink Gallery

    UN PROBLEMA QUE AFECTA A MUCHA GENTE: LA CONSTANTE NECESIDAD DE APROBACIÓN

UN PROBLEMA QUE AFECTA A MUCHA GENTE: LA CONSTANTE NECESIDAD DE APROBACIÓN

Las personas que transforman la búsqueda de aprobación en una necesidad son aquellas que entran en un estado de felicidad y alegría cuando otras los alagan o que, por el contrario, entran en un estado de tristeza y desilusión si les debaten una opinión o les discuten sus argumentos. Este artículo te ayudamos a detectar la necesidad de aprobación y a combatirla.

¿CÓMO DETECTAR LA NECESIDAD DE APROBACIÓN?

Identificar que uno mismo tiene este tipo de necesidad, la necesidad de aprobación, es complicado, dado que tendemos a encontrarnos con los ánimos bajos y no nos valoramos lo suficiente a nosotros mismos como para ser conscientes de la situación que estamos viviendo, por lo que terceras personas pueden ser de gran ayuda en estos casos. A continuación enumeramos una serie de comportamientos que pueden manifestarse en el caso de estar padeciendo la necesidad de ser aprobados por el resto:

  • No saber decir “no” y no discutir o debatir la realización de una actividad o de hacer un favor aún si de esta forma estás dejando tus necesidades vitales o personales sin satisfacer, solo por no expresarnos y “defraudar” al otro.
  • Preocupación excesiva por tu aspecto, aunque parezca increíble ser capaz de salir a la calle sin maquillaje o despeinado es un hábito muy saludable y beneficioso para nuestra autoestima, y es que aunque es verdad que también es preciso sentirnos guapos, no debe convertirse en algo vital.
  • No compartir opiniones opuestas a los demás en una conversación e intentar ser amable para agradar a la otra persona. Contar con otros puntos de vista es lo que nos hace diferentes y, ¿quién sabe si exponiendo nuestra opinión el resto la reafirma? e incluso el que en principio está opuesto puede llegar a aceptar y compartirla.

¿CÓMO COMBATIR LA NECESIDAD DE APROBACIÓN?

  • No podemos agradar a todo el mundo, cada persona es única y diferente y al igual que es imposible tener la misma relación con cada persona, también lo es agradar a todo el mundo. Tener claro este punto es un paso importante para superar la necesidad de aprobación.
  • La confrontación de opiniones no es igual a rechazo, el sentirse mal o inferior al entrar en debate por la exposición de una opinión personal no quiere decir que los que manifiesten lo contrario a ti estén en contra de tu persona, simplemente tenéis puntos de vista diferentes y a pesar de ello podéis entablar una relación duradera de cualquier tipo.
  • Aumenta tu autoestima, hazte valer pero sobretodo valórate, ¿cómo puede ser que quieras agradar a un gran número de personas si ni siquiera estás seguro de ti mismo? Piensa en todos los conocimientos que tienes, en la gente que estás contento de tener alrededor, disfruta del día a día y confía en ti, cuando logres este punto agradar al resto no estará dentro de tus prioridades.

¿Sabías que las personas que no están constantemente buscando la aprobación de los demás suelen ser los que mayor aprobación tienen? El por qué es fácil, a todo el mundo nos gusta lo natural y lo espontáneo, así que ya es hora de que dejes de contraerte y no mostrarte tal y como eres, toca que seas tú mismo. Si aun con todos estos consejos necesitas ayuda y tener a alguien con quién desahogarte ponte en contacto con ITACA PSICOLOGOS CORUÑA.

¿No sabes cómo curar los celos para salvar tu relación?

¿Es algo habitual para ti hurgar en el Smartphone de tu pareja? ¿Revisas los mensajes privados cuando él o ella se deja una red social abierta? Si las respuestas a estas preguntas son afirmativas, sigue leyendo, a pesar de que los celos son detectables fácilmente, muchas veces no queremos darnos cuenta.

Años atrás, una clara manifestación de control y desconfianza hacia la pareja era el registro de sus objetos personales; desde la agenda, el bolso o la cartera hasta el olor de los mismos, las marcas extrañas en la ropa, etc. A día de hoy estos hábitos han cambiado al igual que lo ha hecho nuestra sociedad. Los seres humanos estamos en continuo contacto con dispositivos electrónicos (que en algunos casos, hasta pueden contar con geolocalizador!), subimos imágenes y comentarios de nuestro día a día a las redes sociales y hasta el doble check o la última conexión del Whatsapp hace que estemos en continuo control por otras personas. Todos estos hábitos mencionados, pueden llegar a ser claves para que una persona celosa esté controlando totalmente qué haces, con quién y por qué, o al menos saque sus propias conclusiones que, por lo general, serán negativas y posesivas.

QUÉ SON LOS CELOS

Los celos son una forma de representación de nuestras emociones y surgen tanto en seres humanos como en otras especies animales, es por esto que se considera un sentimiento natural o esencial, además de negativo y dañino dado que se forman a través de sentimientos de dolor y tristeza. Este tipo de sentimiento se genera en cualquier tipo de relación y no importa la edad. En este post nos centraremos en cómo los celos se manifiestan en una relación romántica y en cómo son culpables de su deterioro.

Cuando los celos se manifiestan en una relación de pareja, es común creer que es un síntoma de amor incondicional, pero esto es un error. El deseo de posesión constante y egoísta de una persona es dañino para toda relación, haciendo que ésta se desgaste, y que ambas partes sufran y no acaben teniendo precisamente una increíble historia de amor.

POR QUÉ LOS SENTIMOS Y CÓMO LOS EVITAMOS

A continuación planteamos dos de las situaciones más habituales en las que surgen los celos en una relación:

  • Inseguridad personal, cuando no confías en ti mismo y no te crees merecedor de la persona que tienes al lado estás generando desconfianza hacia la otra persona, creyendo que puede engañarte en cualquier momento en el que no te encuentres a su lado. Cree en ti, valórate como persona y disfruta de tu relación.
  • Experiencias pasadas, si ya has sido traicionado alguna vez por alguien en el que confiabas, posteriormente es habitual que llegues a sentir celos debido al miedo de volver a ser traicionado. Este tipo de problema puede haber surgido en tu actual relación, en ambos casos, es lógico que te cueste recuperar la confianza, si con el paso del tiempo no consigues superarlo será necesario replantearse la situación para evitar seguir sufriendo.

El miedo a estar solo o el que aparezcan nuevas personas en la vida de la otra persona, entre otras cosas, también puede generar desconfianza, para evitarla es importante que trates de ponerte en la situación de la otra persona, quizás exageres tus pensamientos y no te des cuenta. En Ítaca Psicologos Coruña te recomendamos hablar con tu pareja de forma sana, sincera y sobretodo habitual, de esta forma evitarás mal entendidos y os sentiréis más seguros.

  • top cinco de hábitos saludables
    Permalink Gallery

    Dale puerta a la ansiedad con nuestro top cinco de hábitos saludables

Dale puerta a la ansiedad con nuestro top cinco de hábitos saludables

¿Sabías que…? Son muchas las personas que no saben que están sufriendo ansiedad. Cuanto antes se detecta, más fácil es ponerle freno, ya que en ocasiones puede llegar a agravarse y convertirse en un trastorno. A continuación te ofrecemos una serie de pautas que resultan ventajosas para deshacerte de ella con constancia y buenos hábitos.

¿QUÉ ES LA ANSIEDAD?

La ansiedad es un mecanismo defensivo que responde a situaciones amenazantes para nuestro organismo, haciendo que esté alerta para dar respuesta a situaciones poco comunes o generadoras de riesgo.

Aún siendo esto cierto, la ansiedad es comúnmente conocida por ser un estado mental que provoca en las personas gran inquietud, angustia y excitación, produciendo en el ser humano inestabilidad emocional. Es en estos casos cuando debe tratarse este desequilibrio, dado que ha dejado de trabajar positivamente para nuestro organismo y está provocando el efecto contrario sobre nuestra salud.

¿CÓMO SE MANIFIESTA LA ANSIEDAD?

La sintomatología es variada y abarca desde manifestaciones físicas o psicológicas a sociales, conductuales o cognitivas. A continuación hacemos la clasificación detallando un poco más la forma en la que la ansiedad puede manifestarse en nuestro cuerpo:

  • Síntomas físicos: falta de aire, tensión muscular, vómitos y molestias digestivas, temblores, taquicardias, etc.
  • Síntomas psicológicos: inseguridad, confusión, sensación de peligro, irritabilidad, agobio, incertidumbre o inquietud, entre otros.
  • Síntomas sociales: temor a exponer opiniones personales o entablar conversaciones, así como dificultad a la hora de conseguir mantener diálogos fluidos.
  • Síntomas conductuales: actuar con torpeza y bloqueo, rigidez y tensión en la expresión corporal, dificultades para estar en estado calmado, etc.
  • Síntomas cognitivos: problemas de concentración, atención y memoria.

CINCO HÁBITOS SALUDABLES QUE TE AYUDARÁN A TRATAR LA ANSIEDAD

A continuación te ofrecemos cinco pautas que resultan ventajosas para disminuir la ansiedad.

  1. Regular el sueño y la alimentación, es muy importante marcarse unas rutinas diarias saludables, otorgándole a nuestro cuerpo el descanso suficiente para afrontar el día, así como proporcionarle una dieta rica en vitaminas y nutrientes. En el ritmo rápido de vida que llevamos nos acostumbramos a una alimentación desordenada y unos horarios de sueño irregulares o demasiado cortos:
    • una buena higiene del sueño facilitará que este sea reparador, lo que por si mismo reduce los niveles de ansiedad que podemos llegar a sentir durante el día,
    • asimismo una dieta sana y equilibrada, y el organizar de forma ordenada nuestras comidas (no dejando grandes periodos de tiempo entre las mismas) facilitará que no bajen nuestros niveles de glucosa lo que prevendrá sentimientos de ansiedad.
  2. Relajación y meditación para calmar el cuerpo y la mente, resultando técnicas útiles tanto para tratar la ansiedad como para evitarla en el futuro. Practicar la atención plena, centrándonos en el momento presente, es una buena forma de centrarnos y no permitirle a nuestra mente que aumente la intensidad de nuestras preocupaciones.
  3. Ejercicio físico para evitar las tensiones y rigideces musculares, además de ser una forma imprescindible para la liberación de la mente y la desconexión con cualquier tipo de problema. Actividades sencillas como caminar o nadar, o practicar deportes que nos gusten y con los que disfrutemos, son potentes liberadores de ansiedad. La liberación de endorfinas y la relajación muscular que produce el hacer ejercicio pueden ser tus mayores aliados para vencer la ansiedad e incluso un estado de ánimo decaído.
  4. Actividades manuales que centren nuestra atención a la vez que nos hacen ver nuestra valía y desempeño. Concentrarte en entretenidas actividades tales como pintar, dibujar, tejer, manualidades…puede ayudarte a reducir la angustia. Al entrar en un estado de “flow”que se produce al estar inmersos en una actividad gratificante se reducirán tus senaciones de fatiga y aumentará tu sensación de autocompetencia.
  5. Mantener y crear vínculos sociales participando en conversaciones. El deporte y las actividades relajantes y manuales pueden ser una opción ideal para crear nuevos vínculos realizando labores que te gusten y satisfagan. Dedicar tiempo a la familia y amigos es fundamental para desconectar de nuestras preocupaciones diarias o sentir el apoyo necesario cuando lo necesitemos.

A pesar de que a veces resulta difícil darse cuenta de que se está padeciendo ansiedad, una vez se detecta podemos combatirlo mediante la realización de actividades fáciles y cotidianas como las que hemos mencionado en este post, Ítaca Psicólogos Coruña te ofrecerá los patrones que más se amolden a tu tipo de ansiedad para que así logres superarla de la mejor forma posible.

¿CÓMO SUPERAR UNA RUPTURA AMOROSA?

¿Sabías que en una ruptura amorosa se puede pasar por fases similares a las que se pasan cuando se da una pérdida por la muerte de un ser querido? Ambas situaciones de pérdida generan un dolor en la persona que conocemos como duelo.

Algunos autores estructuran el duelo de una ruptura amorosa en 5 fases que es frecuente que se den durante el proceso en uno u otro orden y en ocasiones entremezcladas, aunque no siempre se pasa por todas.

Cada persona tiene su tiempo de recuperación puesto que cada persona y cada relación son diferentes por lo que el tiempo de cura también lo es, en ocasiones puede convertirse en un largo proceso. Saber que puedes pasar por diferentes etapas en una ruptura amorosa, junto con una actitud proactiva, te ayudará a acelerar este proceso de recuperación.

Es frecuente creer que un desengaño amoroso es más duro y difícil de superar a mayores años de relación y/o convivencia, pero no siempre es así. Una relación larga que se ha ido desgastando y dónde ambos miembros de la pareja consideran que lo mejor es separarse puede conllevar un duelo menos complicado. En cambio, se puede generar la separación de una pareja con menos tiempo de unión pero con sentimientos en un grado más fuerte y profundo, lo que hará que la asimilación de la ruptura tarde más en llegar.

Ambos miembros de la pareja, ya sea de mutuo acuerdo o sea uno de los dos quien decide acabar con la relación, pasan por un periodo de duelo. La clasificación más conocida que se ha hecho de las fases del proceso de duelo incluye las siguientes cinco fases. Os las contamos y reflexionamos sobre cada una de ellas.

  1. Negación: nos invade la esperanza de que todavía las cosas pueden solucionarse o que se pueda recuperar lo que parece haberse perdido. Y esto nos lleva a actuar intentando recuperarlo. Esta es una reacción lógica en un primer momento, y aunque ya han empezado a aparecer emociones como la tristeza o el enfado prevalece el impulso a solucionarlo. Es importante en esta etapa intentar recordar que el tener al lado una persona con la que compartir y amar tiene como fin disfrutar y no sufrir.
  2. Rabia, ira y enfado: no es extraño que aparezcan estos sentimientos y en algún momento predominen sobre los demás. Es de esperar que intentes encontrar argumentos para entender lo sucedido, pero intenta evitar el rencor ya que hará que tardes más en superar la situación.
  3. Negociación: comienza el debate interno, comienzas a entender lo que está pasando y aceptas que es hora de empezar a cambiar el rumbo de tu estado de ánimo, ¿vas a estar buscando motivos y/o soluciones toda la vida? Es el momento de plantearte avanzar
  4. Tristeza y dolor: presentes a lo largo de todo el proceso de una forma más o menos intensa. Es lógico que llegue una etapa en la que la tristeza y el dolor se abran paso respecto al resto de emociones. No los evites, necesitas exteriorizar toda la pena, el estrés y ansiedad acumulado desde la ruptura, busca desahogarte y saca fuera de ti toda esa angustia.
  5. Aceptación, asimilación: ha llegado el momento en el que te das cuenta de que ya es hora de comenzar a disfrutar de ti, de realizar actividades que te gustan con amigos y familia. Disfruta de esta nueva etapa, no te quedes viendo la vida pasar, hay muchas cosas de las que disfrutar en la vida.

Tras una ruptura se abre un camino por el que es necesario pasar, no es recomendable intentar evitar las emociones dolorosas que aparecen en el mismo, ni forzarse a estar bien si la herida no está curada. Es importante dar este espacio a las emociones y al dolor, con el fin de comenzar una nueva etapa lo más liberados posibles. No olvides que llegará un momento en el que te pondrás manos a la obra para retomar y buscar actividades, relaciones, hábitos… y rehacer tu vida.

Si encuentras dificultades en este proceso de duelo y necesitas apoyo para lograr superar tu ruptura, contacta con tus PSICÓLOGOS en CORUÑA.

Inteligencia emocional: el éxito depende de ti!

La Inteligencia Emocional resulta básica y necesaria para obtener éxito personal, social y profesional, a continuación os hablamos sobre su importancia en la sociedad actual y os proponemos una serie de tips para ayudaros a ejercitarla y desarrollarla.

¿ES POSIBLE EDUCAR LAS EMOCIONES?

Tenemos tendencia a creer que los sentimientos nacen y expiran de una determinada manera, a veces siendo buenos y otras provocándonos sensaciones poco atractivas y ventajosas para nuestro cuerpo y nuestra mente. La realidad es que las emociones vienen y van sin avisar, pero está en nosotros la capacidad de guiarlas y transformarlas.

La habilidad que tienen algunas personas de reconocer e interpretar tanto sus propias emociones como las de los demás, y la delicadeza de manejarlas de manera eficiente creando resultados positivos, es lo que se entiende como inteligencia emocional. Se diferencia de las habilidades sociales en que incluye emociones internas fundamentales para lograr el ajuste emocional e impulsar el crecimiento personal.

Para alcanzar esta habilidad es fundamental una educación emocional gracias a la cual podremos pulir y mejorar esas herramientas con las que todos contamos y que tan diferentes son en cada uno de nosotros. ¿Por qué ser solo más ricos intelectualmente mediante conocimientos diversos? ¿Por qué no dar importancia al conocimiento de nosotros mismos? Este tipo de educación, comienza a tener cada vez más relevancia en la escuela, hasta el punto de conseguir desbancar al concepto clásico de inteligencia basado en el coeficiente intelectual. Se puede decir que actualmente, la Inteligencia Emocional resulta básica y necesaria para obtener éxito personal, social y profesional.

¿CÓMO MEJORAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL?

Para conseguir mejorar nuestra inteligencia emocional debemos entrenarnos. Las pautas más comunes para lograr manejar esta habilidad son las siguientes:

  • Identifica tus emociones y trata de poner nombre a lo que sientes.
  • Evalúa como reaccionas ante determinadas emociones, por ejemplo piensa en experiencias pasadas y en cómo habría sido el mejor modo de actuar ante ellas.
  • Desarrolla la empatía, ponerte en el papel de la otra persona te ayudará a entender y manejar de forma más efectiva las emociones.
  • Piensa, luego actúa, sobre todo ante situaciones que generen altos niveles de ansiedad, tristeza o frustración.
  • Compromiso y motivación ante las metas que quieras lograr son tu responsabilidad y de ti depende el llegar a alcanzarlas.
  • Altas dosis de optimismo para cualquier faceta de la vida: para lo complicado pongamos motivación y ganas, y convirtamos lo bueno en algo todavía mejor.


Si quieres mejorar tus relaciones personales así como hacerte fuerte en el plano profesional es recomendable que eduques tus emociones, esperamos que las pautas citadas puedan servirte para entrenar tu inteligencia emocional. Si todavía te surgen dudas de cómo hacerlo puedes contactar con tu psicólogo en Coruña.

  • ¿Qué es la adolescencia?
    Permalink Gallery

    Solo para madres y padres: ¿A ti también te dice “no me ralles”?

Solo para madres y padres: ¿A ti también te dice “no me ralles”?

¿Convives con un adolescente y ya no sabes qué hacer para comunicarte con él/ella? ¿No te escucha? ¿A ti también te dice “no me ralles”? En este post hablamos sobre la adolescencia, sobre los cambios psicológicos y sobre los cambios en las relaciones familiares además indicamos unas a pautas que te ayudarán a convivir y criar a un adolescente.

¿QUÉ ES LA ADOLESCENCIA?

La adolescencia es la etapa de tránsito del niño o niña hacia la edad adulta. Durante este proceso, los jóvenes están descubriéndose a sí mismos y desean adquirir mayor autonomía, privacidad e intimidad.

Es frecuente que los adolescentes tengan comportamientos contradictorios y manifiesten actos de rebeldía ante las normas; están comenzando a pensar como personas adultas y son todavía inexpertos. Por tanto, se encuentran en un período de maduración que requiere tiempo para la adaptación y estabilización emocional.

¿POR QUÉ EVITAN LA RELACIÓN CON PADRES Y MADRES?

Es cierto que durante esta evolución puede existir un desgaste en los lazos afectivos entre la familia y los hijos o hijas adolescentes. Como ya hemos mencionado anteriormente, están buscando lograr mayor independencia, por lo que se considera habitual que rehúyan de las manifestaciones afectivas e incluso de las conversaciones con sus padres y madres.

A pesar de ello, el papel de los padres sigue siendo muy importante dado que son la representación de las pautas y la disciplina que necesitan.

EDUCA COMBINANDO EXIGENCIA Y AFECTO

El respeto y la firmeza marcan en la educación puntos vitales para el proceso educativo de cualquier joven. El primer paso es el crecimiento en un núcleo familiar y afectivo en el que exista respeto entre padres y madres e hijos e hijas, y por supuesto, no solo entre ellos sino entre los demás miembros (parejas, hermanos/as, abuelos/as, etc.). Si el respeto ya es un pilar estable en tu familia, la integración de la autoridad será más fácil y efectiva.

De nada servirá ser muy exigente y autoritario si no se muestra afecto y comprensión, a través de la opresión simplemente conseguiremos el efecto inverso a lo que queremos lograr, que será conseguir una relación sana y responsable con nuestro hijo o hija.

Por otro lado, siendo permisivo y poco controlador solo lograremos fomentar la inmadurez del adolescente.

Por tanto, lo ideal es el término medio, conseguir el respeto y afecto de nuestro hijo o hija estableciendo normas en conjunto, prestando atención a sus opiniones y marcando consecuencias naturales (que no “castigos”). Es fundamental que el/la adolescente comprenda que poco a poco irá consiguiendo la independencia que tanto desea como recompensa al cumplimiento de una serie de normas y tareas.

ESTABLECIMIENTO DE NORMAS

Muchas veces no sabemos cómo introducir efectivamente la exigencia, y es que lo esencial es hacerlo en común con nuestros hijos e hijas:

  • Estableciendo una serie de normas y debatiendo sobre ellas para estar todos de acuerdo
  • Marcando plazos de cumplimiento
  • Fijando posibles consecuencias ante incumplimientos.
  • Otorgar recompensas a largo plazo por el buen funcionamiento de las reglas

Cuando son niños les enseñamos a caminar, hablar, leer, escribir… pero, ¿por qué cuando crecen y tienen un mal comportamiento, en lugar de enseñarles, les castigamos? En ÍTACA PSICÓLOGOS CORUÑA te ayudamos a lograr un mayor entendimiento con tu hijo o hija fomentando comunicación y responsabilidad.

8 trucos para lograr una buena comunicación

Para mantener buenas relaciones en todos los ámbitos de tu vida (familia, trabajo, amigos, etc.) es importante que prestes atención a cómo te comunicas. Buenas herramientas de comunicación pueden marcar la diferencia en el éxito de tus relaciones personales.

Cuando hablamos de comunicación nos referimos a un proceso de interacción y relación con otras personas. La comunicación determina el vínculo entre los seres humanos de manera que la calidad de nuestras relaciones va a depender en buena parte del estilo de comunicación que empleemos.

Estos 8 trucos te ayudarán tener una buena comunicación:

  1. Escucha con atención y activamente

La escucha no es un proceso pasivo. Tus experiencias, creencias y expectativas van a definir el tipo de mensaje que escuches (en ocasiones el mensaje emitido no es el mismo que el mensaje recibido) por eso es muy importante que escuches con atención, ya que si tratas de buscar una respuesta mental mientras escuchas a la persona probablemente perderás información y centrarás el mensaje en tu propia opinión y no en lo que realmente dice tu interlocutor. Escucha con el objetivo de entender y aportar a la conversación. No interrumpas. Si no entiendes, admítelo y pide que te lo aclaren, por ejemplo, repite lo que has creído entender en forma de pregunta “¿Te refieres a…?”, de esta manera te asegurarás de que has entendido el mensaje.

  1. Facilita el diálogo

La comunicación debe fluir en ambos sentidos. Es esencial que promuevas la comunicación bidireccional, para ello escucha, pregunta, habla con los demás y busca señales que te indiquen que tu mensaje está siendo recibido y entendido, y muestra interés en la opinión o parecer de la otra persona así como sobre la reacción que tus palabras pueden generar.

  1. Muestra interés a través de preguntas

Las preguntas te permitirán ir guiando la conversación y te ayudarán a comprobar si te han entendido. Ten en cuenta que utilizando preguntas abiertas conseguirás hacer hablar a los demás, las preguntas abiertas generan una respuesta más extensa que un sí o un no. Por ejemplo, una pregunta abierta es “¿cuándo trabajas? mientras que “¿mañana vas a trabajar?” es una pregunta cerrada, limita la conversación ya que, la repuesta será simplemente una afirmación o una negación.

  1. Trata de llegar a todos sin imponer

Procura amoldar la conversación, en la medida de lo posible, a las características y conocimientos de la otra persona o personas. Usar mucha jerga profesional y palabras muy específicas pueden generar pérdida de interés e incluso abrumar a tu oyente. También tratar de imponer tus opiniones personales puede hacer que el otro sienta incomodidad. Ten en cuenta la relación que tienes con la persona a la que te diriges, ya que en función de cómo eres percibido por ella el poder de tu mensaje variará (no es lo mismo hablar con vehemencia ante un niño, ante un compañero de trabajo o ante tu jefe).

  1. Haz tu comunicación eficaz

Habla claro, evita palabras complicadas para la compresión de quien te escucha. Ordena tu mensaje de forma lógica y sé breve pero no dejes el mensaje incompleto.

  1. Establece una comunicación empática

Procura ponerte en la piel del otro sin juzgar, mantente atento a lo que puede estar sintiendo la otra persona tratando de conectar con esta emoción. Al mismo tiempo expresa cómo te sientes tú y tus necesidades en lugar de usar críticas respecto al otro, por ejemplo puedes iniciar las frases con un “me siento…”, “necesito…” ”¿podrías…?”

  1. Modula el tono, la fluidez y la velocidad del habla

Regula el volumen de tu voz, puedes hacer que te escuchen con claridad sin elevar la voz. Varia el tono de tu voz en función de la intencionalidad del mensaje, ten en cuenta que el significado de lo que dices se verá modulado por cómo lo dices y en este sentido dependerá tanto de las palabras como del tono que utilices.

  1. Cuida tu comunicación no verbal

Todo el comportamiento humano tiene valor comunicativo. Mantén contacto visual para indicar respeto e interés a la otra persona, procurando que la mirada no sea tan fija que intimide. Mantén una postura abierta y flexible, de manera que expreses interés. Emplea tus manos para ilustrar o respaldar lo que dices. Recuerda que la comunicación no verbal en muchas ocasiones da más información que la verbal.

Pon en práctica nuestros trucos para lograr una buena comunicación y comprobarás como mejoran tus relaciones personales. Si necesitas ayuda ponte en contacto con Ítaca Psicólogos Coruña.

Reconciliarse con la capacidad de amar y ser amado

“Cyril es un niño de once años que se encuentra en un hogar de acogida debido a la mala situación económica y emocional de su padre. Tiene que hacer frente a un abandono que no entiende y que, por supuesto, no acepta. Intenta despertar de tal pesadilla buscando incesantemente a su padre pero simplemente encuentra motivos que lo alejan de la esperanza de recuperar su antigua vida. Cyril es un buen chico: es bueno, respetuoso, educado,… pero los reveses que le está dando la vida lo hacen meterse en problemas y sacar su peor cara; intenta fugarse del refugio y de su casa de acogida, agrede a niños y adultos,… vive una etapa angustiosa que, a juzgar por su comportamiento, parece irreversible. Finalmente, todo se queda en una mala etapa, un proceso duro de asimilación que acaba aceptando y cerrando gracias a que aparece en su vida un ángel de la guarda, su madre de acogida, quien con mucho cariño y paciencia, logra que Cyril se estabilice y vuelva a ser el niño que era.”

El fragmento anterior narra la historia de la película “El niño de la bicicleta”, pero desgraciadamente situaciones como ésta no solo forman parte de la ficción. Esta historia podría pertenecer a muchos niños y niñas adoptados o en acogimiento familiar, aunque tristemente en algunos de esos casos la historia no tiene un final feliz como el que acabó teniendo Cyril.

Los niños y niñas en adopción de 0 a 3 años suelen ser acogidos con mayor facilidad. Aunque no hay que olvidar que tanto ellos como los más mayores pueden tener dificultades, estos últimos presentan más problemas de adaptación. Además, pese a todo esto, está confirmado el hecho de que en una familia adoptiva el proceso de resiliencia es posible.

¿QUÉ ES LA RESILIENCIA?

La resiliencia es un concepto utilizado para definir la capacidad de una persona para afrontar y adaptarse a las adversidades que le marca la vida, superarlas y salir de ellas reforzado, pese a las circunstancias vividas.

En ocasiones la adopción lleva de la mano la necesidad del proceso de resiliencia del niño o de la niña, dado que, aunque pueda ya haber asimilado el abandono o soledad, tras ser acogido por una familia puede revivir momentos trágicos de su pasado que tendrá que resolver y afrontar además de adaptarse a un nuevo hogar.

Por todo esto, la adopción no es la cura inmediata para la realidad de estos niños o niñas, sino que es el primer paso del proceso.

¿CÓMO AYUDAR AL NIÑO O LA NIÑA ADOPTADO A ADAPTARSE?

Para llevar a cabo el proceso de resiliencia, hay que ayudar al niño a enfrentarse a la caótica realidad que en algunos casos han tenido que vivir. Tanto padres como profesionales podemos ser figuras de resiliencia ayudándoles y acompañándoles en este proceso. Aunque el niño lleve años en un centro y podamos considerar que hay que trabajar otros aspectos más directos a simple vista, como la adaptación al nuevo hogar, no debemos perder de vista la necesidad de que se desahogue, procese y asimile todo lo negativo de su pasado.

Adopción y resilencia

Podríamos considerar que este proceso de adaptación consta de dos pasos fundamentales:

  1. Asumir el rechazo por parte del niño o niña a la nueva situación, a menudo, esta difícil etapa de adaptación genera en el niño o en la niña situaciones de ansiedad y nerviosismo que pueden exteriorizar haciéndose daño, por sus sentimientos de odio, rabia y dolor y por no lograr interpretar la realidad que está viviendo. Por lo tanto, es necesario que la familia le ayude en este proceso, haciéndole entender lo que está pasando de forma sensata y clara, para que pueda desengañarse y comenzar a hacer frente al dolor.
  2. Admitir la nueva realidad y el cariño, lograr la comunicación con el niño o la niña y ganarse su confianza es vital, mostrándole que puede exteriorizar sus sentimientos en su nuevo hogar proporcionándole la seguridad suficiente para que pueda aprender a manejarlos sin que le dañen y para que pueda mirar al futuro sin renunciar a su pasado, con mayor esperanza y optimismo.

¿QUÉ TENER EN CUENTA COMO PADRE, MADRE O FAMILIA ADOPTIVA?

Son muchas las nuevas situaciones que hay que afrontar cuando un niño o una niña llega a una familia y como ya hemos visto, muchas de ellas serán complicadas. Hay que tener en cuenta que habrá momentos en los que os podáis sentir desorientados y/o desbordados por la realidad a asumir, y pueden brotar sentimientos de culpabilidad, desasosiego y frustración. Además, por todo ello, podrán surgir problemas entre la pareja al verse alterado el día a día y querer darse por vencidos.

Resilencia 3Será en estos momentos en los que habrá que respirar profundo y acordarse de estos consejos, de que nada es fácil pero que es posible salir victorioso de los momentos angustiosos. No debemos poner nunca en duda nuestra capacidad de control cuando amenazan este tipo de sentimientos, por lo que la paciencia y la serenidad serán grandes aliadas.

En general, se podrá llegar a estas situaciones debido a las emociones del niño o de la niña en cuestión, que generan conductas que preocupan y, como padres adoptivos, debéis tener en cuenta que el niño o niña necesitará saber que él es lo primero para sus padres, que todo lo que intentáis aportarle y enseñarle es real y que no van a volver a dejarlo. Por todo esto, muchas veces se sentirá irritable y en ocasiones podrá generar situaciones difíciles para comprobar que él o ella son lo primero.

Resilencia

La adopción es una experiencia maravillosa, aunque pueden aparecer momentos difíciles. Si en tu día a día surgen dudas sobre cómo reaccionar a las dificultades que vayan surgiendo, no te preocupes, en ÍTACA PSICÓLOGOS CORUÑA podemos ayudarte a afrontar este proceso y llevarlo con calma y tranquilidad. Recuerda que a lo largo de todo este proceso el niño o la niña irá recuperando la esperanza y la confianza rodeado de comprensión y cariño.

La astenia llega con la primavera, se supera y se va

Un gran número de personas creen que con la llegada de la primavera el cuerpo sufre una revolución interna positiva y se siente más alegre y lleno de vitalidad pero cada vez son más los que sienten estos efectos de forma inversa, es decir, sufren lo que denominamos astenia primaveral.

Si eres una de esas personas a las que les afecta la entrada de la primavera este artículo te va a interesar, en él te contamos qué es la astenia primaveral, cómo saber si te está afectando la entrada de la primavera y cómo puedes superarla.

Período de adaptación al cambio estacional

La llegada de la primavera trae consigo diferentes cambios ambientales como el alza de las temperaturas, el cambio de la presión atmosférica o el aumento de las horas de luz diarias.

Adaptar nuestro cuerpo a las alteraciones ocasionadas por el cambio estacional nos genera un alto nivel de estrés ya que salimos de una zona de confort y tenemos que adaptarnos a una nueva situación.

Nuestros cuerpos están adaptados a las características propias del invierno pero a partir de ahora deberán estar preparados para el consumo de mayores niveles de energía por lo que deberán ingerirse alimentos ricos en vitaminas que nos ayuden a adaptarnos a los cambios mencionados. ¿Por qué consumimos mayor energía en primavera? Esto es sencillo de entender ya que con el cambio de horario que sufrimos, conseguimos mayores horas de luz y por tanto, más tiempo para la realización de cualquier actividad.

Síntomas de la astenia primaveral

Los síntomas característicos de este malestar son diversos, aparecen sin causa aparente que los justifique y coincide con el cambio estacional comentado. Los síntomas más frecuentes son:

  • Cansancio
  • Falta de energía para realizar las tareas cotidianas.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Somnolencia diurna.
  • Irritabilidad y nerviosismo.
  • Disminución del apetito.
  • Bajada del deseo sexual.
  • Problemas de concentración.
  • Malestar general.

En cualquier caso, esta sintomatología es siempre de carácter leve y pasajero.

Atención a los niños

Aunque la astenia es más común en mujeres que en hombres y la mayor frecuencia se aprecia en el rango de 30 y 40 años de edad, los niños también pueden sufrir astenia primaveral.

En general los niños suelen tener más dificultades para expresar claramente lo que les pasa y deben ser sus padres los encargados de detectar los síntomas. Si te parece que tus niños están un poco ausentes, malhumorados, cansados o inapetentes, lo más probable es que también les esté afectando la primavera.

No confundas, no es depresión

Es fácil atribuir los síntomas de la astenia primaveral a los de la depresión, pero al contrario que ésta, la astenia se considera un malestar temporal que se cura con el seguimiento de unas pautas sencillas y sin necesidad de medicación. La depresión va “más allá de”, se trata de una enfermedad caracterizada por una profunda tristeza, decaimiento anímico, baja autoestima, pérdida de interés por todo y disminución de las funciones psíquicas.

Duración de la astenia primaveral

La adaptación al cambio estacional variará dependiendo de la persona, pero lo más habitual es que dure entre 10 y 20 días, por lo que se considera una indisposición periódica. En caso de que los síntomas perduren más de este tiempo, se podrá manifestar alguna dolencia mayor, por lo que recomendamos estar atentos a las molestias que sintamos.

9 consejos que te ayudarán a tratar la astenia primaveral

Siguiendo estos consejos de estilo de vida puedes conseguir superar antes la astenia primaveral.

  1. Haz dieta equilibrada y variada. Aumenta el consumo de cereales, legumbres, frutas y verduras de temporada y reduce la de grasas y dulces.
  2. Mantén un horario para las comidas.
  3. Hidrátate bien, oblígate a beber agua.
  4. Descansa y respeta las horas de sueño. Cena ligero y hazlo dos horas antes de acostarte para que la digestión no interfiera en el sueño.
  5. Realiza ejercicio físico moderado. Realizar una actividad como pasear, nadar, montar en bicicleta o ir al gimnasio entre media a una hora te ayudarán a sentirte mejor.
  6. Ten vida social, haz actividades de ocio que te satisfagan.
  7. Evita el alcohol, el tabaco y las bebidas excitantes, como el café y el té.
  8. No vitaminas sin prescripción
  9. Se positivo y ten paciencia

Aunque la astenia primaveral es difícil de prevenir, puedes hacer que los efectos sean menores, en ÍTACA PSICÓLOGOS CORUÑA podemos ayudarte de manera personalizada mediante el establecimiento de una serie de pautas fáciles y saludables a seguir para llevar mejor el cambio de estación. Recuerda que una actitud positiva es también importante para mantener tanto el cuerpo como la mente sana.

Compañías y seguros médicos

Ítaca Psicólogos se encuentra en los cuadros médicos de las siguientes compañías y seguros de salud:

sersanet helvetia ch saludok ges-segurosok logo_cs24-grupooklogo-alaresokMUTUA-GENERAL-DE-CATALUNYAokmgs segurosok

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR